FAO pide más consumo de frutas y vegetales



Enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer pueden prevenirse con el consumo idóneo de frutas y verduras, según cada caso.

400 gramos al día son la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la población en general. Pero, en Ecuador, el promedio diario es de 183 gramos, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut-ECU2012).

Ese déficit es el responsable además de problemas gastrointestinales y de malnutrición. Asimismo, en el 2017, 3,9 millones de decesos en todo el mundo se atribuyeron a la falta de consumo de frutas y verduras en cantidades suficientes, según datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a propósito del Año Internacional de las Frutas y Verduras 2021.

Para cumplir con la cuota diaria, la nutricionista Darlene Melendres sugiere incluir verduras en todas las comidas principales, mientras que a las frutas las recomienda para complementar el desayuno.

Puede comerla picada o en jugos, ya que, según un estudio publicado en la plataforma Taylor & Francis Online, el “consumo de jugo de fruta al 100% no contribuye al aumento de peso”.

Solo así el cuerpo obtendrá todos los micronutrientes y la fibra que necesita para funcionar adecuadamente.

Los antioxidantes, minerales y vitaminas son indispensables en todas las etapas de la vida, asegura la nutricionista María Lourdes Linzán.

Los primeros son los encargados de controlar la producción de radicales libres. El exceso –que aparece por el estrés o por mucho ejercicio, por ejemplo- tiende a inflamar los órganos. Eso se traduce en un deterioro del sistema inmunológico.

Para conseguir todos esos micronutrientes y para garantizar la presencia de fitonutrientes en la dieta diaria, es necesario alternar frutas y verduras. Los fitonutrientes, explica Linzán, tienen un efecto beneficioso sobre la salud del organismo y también ayudan a prevenir enfermedades.

En esa lista están el licopeno, betacarotenos. Son los encargados de darle el color a las diferentes frutas y vegetales. El primero, por ejemplo, abunda en los alimentos de tono rojo como el tomate y arándanos y, según FAO, ayuda a disminuir el riesgo de cáncer y mejora la salud cardiovascular.

¿Por qué el ecuatoriano consume pocas frutas y vegetales? Melendres dice que se trata de un tema cultural, pues esos alimentos son relativamente económicos. En el mercado se consiguen 6 manzanas verdes o 15 plátanos de seda por USD 1. Tres pepinillos o 10 zanahorias pequeñas, en cambio, se venden en USD 0.50.

“Las personas prefieren otro tipo de comida. Lo ideal sería consumir frutas y verduras desde que somos niños para mantener la costumbre”.

Amarillo/anaranjado
Contienen carotenoides que ayudan a la salud ocular: zanahoria, calabaza, calabacín, albaricoque, pomelo, limón.

Verde
Poseen fitoquímicos con propiedades anticancerígenas: espárrago, col, brócoli, pimiento, pepino, lechuga, kiwi.

Rojo
Ricos en licopeno. Mejora la salud cardiovascular: remolacha, pimiento rojo, rábano, tomate, manzana, tuna, cereza.

Púrpura
Contienen flavonoides. Previenen accidentes cerebrovasculares: berenjena, repollo, mora, arándano, uva, ciruela.

Marrón/blanco
Poseen organosulfidos, con propiedades antivirales y antibacterianas: coliflor, ajo, jengibre, puerro, cebolla, banana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *