El entrenamiento en casa debe tener objetivos realistas y asesoramiento



Fotos de personas ejercitándose en casa inundaron las redes sociales durante marzo, abril y mayo, tras la llegada de la pandemia. Unas llamaban a seguir con la planificación diseñada a inicios de año, mientras que otras ideaban retos para activarse.

Llegó junio y esa ‘fiebre’ decayó. Una de las razones podría ser la falta de motivación. Se la pierde, según la entrenadora Patty Pachón, por la ausencia de metas o por trazarse objetivos inalcanzables.

Entre los objetivos comunes a corto plazo están reducir el nivel de estrés y de ansiedad, o inyectarse dosis de energía en las mañanas. Sin embargo, hay objetivos que toman más tiempo como bajar de peso o reducir el porcentaje de grasa. “Cuando te trazas pasos muy grandes te decepciones y dejas de entrenarte”, dice Pachón.

Las personas también se alejan de la actividad física porque carecen de una guía especializada, que corrija posturas y que registre los avances. A ello se suma que desconocen los beneficios de cada sistema de entrenamiento y cuál es el más idóneo para cumplir con los objetivos previstos.

“Es importante saber qué ejercicio me da fuerza y cuál me ayuda a bajar de peso”, explica Sandry Hidrobo, fisioterapista y entrenadora personal. De allí la importancia de una cita con un deportólogo o un entrenador certificado. Luego de la charla, el panorama será más claro.

Inicialmente, los entrenadores asesoraban y dictaban clases virtuales gratuitas. Pero tras la negativa de las autoridades locales de reabrir gimnasios y otros centros de acondicionamiento, esos encuentros ahora son privados y pagados. La sugerencia de Pachón es la de buscar opciones que se ajusten a la economía de cada persona.

Otra alternativa es la de recurrir a tutoriales diseñados por expertos, sobre todo, cuando se trata de alguien con experiencia. Las personas que se activaron recién en la pandemia necesitan de una guía inicial para evitar lesiones, ya que esta es otra razón por la que las personas también se alejan de la actividad física.

Para seguir en el camino, Hidrobo recomienda adecuar un espacio de la casa para cumplir con las prácticas en las próximas semanas. Sugiere un área con suficiente ventilación y en la que se tenga todos los implementos a la mano. Apunta que una persona puede armar su propio gimnasio casero con una mínima inversión.

Otro punto clave es contar con un plan de alimentación equilibrado, para evitar sabotear lo conseguido en los entrenamientos. La fisioterapista afirma que a raíz de la pandemia muchas personas abusan de ciertos alimentos para combatir a la ansiedad. También hay personas que dejan de comer por cumplir con las actividades laborales. Por eso las especialistas sugieren planificar el día y destinar una hora para mimar al cuerpo y así fortalecer al sistema inmunológico, fundamental en tiempos de pandemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *